fontaneria la ferme

FONTANERIA En Madrid Porcelana, Grifería, Baños Y Calefacción, Bañeras, Platos De Ducha, Lavabos, Minipiscinas, Cabinas
Conozca como elegir correctamente una empresa para la reofrma de su negocio vivienda, queremos que conozcan de primera mano las personas que están implicadas en la transformación global de una vivienda. Las calderas Acuotubulares son las empleadas casi exclusivamente cuando interesa obtener elevadas presiones y rendimiento, debido a que los esfuerzos desarrollados en los tubos por las altas presiones se traducen en esfuerzos de tracción en toda su extensión. En razón de lo anterior se analizarán las partes principales de las calderas en forma general, especificando en cada caso el tipo de caldera que dispone de dicho elemento. Altar: es un pequeño muro de ladrillo refractario, ubicado en el hogar, en el extremo opuesto a la puerta del hogar y al final de la parrilla, debiendo sobrepasar a ésta en aproximadamente 30 cm.
Las dimensiones de la chimenea en cuanto a su altura y diámetro estarán determinadas por el tiraje necesario y condiciones de instalación respecto a edificios vecinas. En las calderas modernas existe tiraje artificial en que el movimiento del aire se hace por ventiladores sin descartar, desde luego, los usos de la chimenea. Regulador de Tiro Templador: Consiste en una compuerta metálica instalada en el conducto de humo que comunica con la chimenea bien en la chimenea misma. En este espacio cámara, el vapor debe separarse de las partículas de agua que lleva en suspensión.
Este accesorio es accionado por el operador de la caldera para regular la cantidad de aire en la combustión, al permitir aumentar (al abrir) disminuir (al cerrar) el caudal. Puertas de Explosión: Son puertas metálicas con contrapeso resortes, ubicadas generalmente en la caja de humos y que se abren en caso de exceso de presión en la cámara de combustión, permitiendo la salida de los gases y eliminando la presión. Retardadores: Consisten en una plancha lisa, del mismo ancho que el diámetro interior del tubo, torcida en forma de hélice, la que se mete en el tubo de caldera. Ayudados además por las del grupo 2. Estas impurezas deben ser eliminadas casi en su totalidad antes del ingreso a la caldera.
El agua es una de las sustancias más comunes que se encuentran en la superficie y en las profundidades de la tierra, siendo también un compuesto de extraordinaria importancia que se utiliza prácticamente en todas las industrias. El agua natural no puede ser utilizada tal cual en la industria, ya que contiene variadas impurezas que hacen perjudicial su uso especialmente en la generación de vapor. Artículo 5º.- Los Servicios mantendrán un registro de todas las calderas instaladas dentro de su territorio de competencia. Disponibles las 24h, atendemos urgencias en Bilbao y toda la provincia de Bizkaia.
Al contenido de sales de calcio y magnesio en el agua se le llama Dureza, la que produce en el interior de las calderas depósitos en forma de costra dura llamados Incrustaciones, las que son perjudiciales en las calderas. Además de tratamiento externo es necesario efectuar un tratamiento interno que consiste en la adición de productos químicos, para prevenir con seguridad la formación de incrustaciones, corrosiones y arrastre de agua en el vapor. El actual Reglamento de Calderas y Generadores de Vapor fue publicado en el Diario Oficial N° 31.869 del 12 de Mayo de 1984 y rige a partir de Noviembre de 1984. España ocupa un 6º puesto en la lista, por detrás de países como Alemania Polonia.
Artículo 1°.- El presente Reglamento establece las condiciones generales de construcción, instalación, mantención, operación y seguridad que deberán reunir todas las calderas en que se generen fluidos a temperaturas y presiones superiores a la atmosférica, ya sean móviles estacionarias. Artículo 2°.- Corresponderá a los servicios de Salud fiscalizar y controlar el cumplimiento de las disposiciones del presente Reglamento, todo ello de acuerdo con las normas e instrucciones generales que imparta el Ministerio de Salud. La sala de calderas no podrá estar ubicada sobre construcción destinada a habitación lugar de trabajo.
La sala de caldera tendrá la amplitud suficiente para permitir, en forma segura, todos los trabajos de operación, mantención, inspección y reparación. La distancia mínima entre la caldera y las paredes del recinto será de 1 metro, como asimismo, entre la caldera y cualquier otro equipo instalación. Además, deberá tener dos puertas más, en direcciones diferentes, las que se mantendrán, en todo momento, libres de obstáculos que puedan impedir el paso. Se prohibe mantener cerradas con llave las puertas, mientras las calderas estén funcionando, lo mismo que el empleo de chapas que sólo pueden abrirse manualmente por dentro.
Los implementos que se utilicen para tal efecto deberán ser de material incombustible y de superficie antirresbaladiza. Artículo 22°.- Toda caldera dispondrá de un sistema de alarma, acústica visual, que funcione cuando el nivel de agua alcance el mínimo el máximo, deteniendo, a la vez, el funcionamiento del sistema de combustión cuando se alcance el nivel mínimo de agua.
Artículo 18°.- Toda caldera deberá ser provista, a lo menos, de dos indicadores de nivel de agua, independientes entre sí. Uno de ellos deberá ser de observación directa del nivel de agua, del tipo tubo de vidrio, pudiendo ser el otro formado por una serie de tres grifos llaves de prueba. El material empleado en los asientos y conos de las válvulas de seguridad será de una aleación adecuada, resistente a la corrosión. Artículo 21°.- El tapón fusible se empleará en las calderas de gran volumen de agua, esto es, superior a 150 Lts.
Artículo 23°.- Las calderas que usen combustibles líquidos gaseosos dispondrán de uno más dispositivos de sello compuertas para alivio de sobrepresión en el hogar, salvo aquellas provistas de dispositivos automáticos que eliminan el riesgo de explosión. Artículo 24°.- Los autoclaves que generan el vapor para su operación serán considerados como calderas para los efectos de la aplicación del presente Reglamento. Artículo 25°.- Los autoclaves que reciban el vapor de una fuente externa y operen a la misma presión de dicha fuente, se someterán a las inspecciones y a las pruebas prescritas en este Reglamento.
Artículo 26°.- Los autoclaves que reciban el vapor de una fuente externa y estén diseñados para operar a una presión inferior a dicha fuente se someterán también a las inspecciones y pruebas ya indicadas. La presión de prueba será igual a 1.5 veces la presión de trabajo del autoclave, cuando la instalación ofrezca, a juicio del Servicio, suficiente garantía de que en ninguna circunstancia será posible aplicar la presión total de la caldera al autoclave.
Artículo 27°.- Todos los autoclaves deberán estar provistos de válvulas de seguridad y de manómetro que cumplirán con lo dispuesto en este Reglamento. B) Las indicadas en las letras b), c) y d) del artículo precedente, al término de la instalación (sin la aislación térmica) antes de ponerlas en servicio. C) La totalidad de ellas, exceptuando la señalada en la letra e) que será optativa, al término de cualquier reparación reconstrucción y antes de ponerlas en servicio. En caso de agotarse, la caldera puede continuar suministrando agua caliente en producción instantánea.
Artículo 30°.- Será responsabilidad del propietario usuario del generador de vapor, velar porque las revisiones y pruebas se efectúen en las oportunidades y forma como lo señala el presente Reglamento. Artículo 31°.- Para estas revisiones el propietario usuario de la caldera la preparará como sigue: apagará sus fuegos, la dejará enfriar, la drenará, la abrirá y limpiará completamente incluso los conductos de humo. Artículo 34°.- En el caso de calderas muy usadas muy antiguas se podrá rebajar la presión de prueba hidráulica, sin considerar la presión indicada en la placa de característica.
Artículo 35°.- Durante la prueba hidráulica se aplicará la presión en forma lenta y progresiva aumentándola uniformemente, sin exceder el valor fijado para la presión de prueba que debe resistir. Artículo 39°.- Corresponde a los Servicios la competencia general en materia de supervigilancia y fiscalización de las condiciones de seguridad de los generadores de vapor.
Artículo 36°.- Después de cada prueba hidráulica se realizará una prueba con vapor, en la cual la válvula de seguridad se regulará a una presión de abertura que no exceda más de 6 % sobre la presión máxima de trabajo de la caldera. Artículo 37°.- La prueba de acumulación se realizará con la caldera funcionando a su máxima capacidad y con la válvula de consumo de vapor cerrada. En estas condiciones la válvula de seguridad deberá ser capaz de evacuar la totalidad del vapor sin sobrepasar en un 10 % la presión máxima de trabajo del generador de vapor.